Búsqueda personalizada

domingo, 16 de noviembre de 2008

Repara pequeñas abolladuras


Aplica Hielo Seco:
Consigue un poco de hielo seco (en donde vende pescado o paletas) y aplícalo sobre la abolladura hasta que la chapa se enfríe (aproximadamente 5 minutos).

Retira el hielo seco y aplica calor con un secador de cabello.
La diferencia de temperatura provocará que la chapa vuelva a su forma original sin levantar ni dañar la pintura original del auto.

ESTO SOLO FUNCIONA EN PEQUEÑAS ABOLLADURAS como las que deja el granizo o un pequeño golpe.

VISTO EN http://solucionessimples01.blogspot.com